A menudo nos llegan clientes que han ido pasando por financieras y abogados que han resultado incapaces de cobrar sus facturas impagadas, pero que les han “mareado” con t√©rminos que solamente han contribuido a hacerles sentir m√°s confusos y sin cobrar su dinero. Vamos a empezar a explicar algunos de esos conceptos en nuestro blog, para que la experiencia de recuperar una factura impagada sea m√°s sencilla para las empresas.

En √©pocas de crisis econ√≥micas es frecuente ver noticias sobre compra de carteras fallidas por grupos financieros: esta es una pr√°ctica que conocemos bien los profesionales de la gesti√≥n de recobro, pero a menudo los titulares pueden confundir a los particulares o empresarios que sufren por no poder cobrar duedas impagadas durante meses o a√Īos.

Entendemos por fallidos, o cartera fallida, esa deuda¬†antigua, que hace tiempo que no se cobra, y que por tanto se tiene poca o nula esperanza de cobrar. Hablamos de deudas con una antig√ľedad de tres o cuatro a√Īos de impago, incluso m√°s. En otros pa√≠ses se conoce a la cartera fallida como cartera castigada: este nombre viene de que muy a menudo, las deudas fallidas pasan por muchos gestores de recobro antes de pagarse.

¬ŅY c√≥mo se cobra una cartera fallida? La gesti√≥n de recobro de deudas fallidas requiere un exhaustivo trabajo de documentaci√≥n e investigaci√≥n. Hay que valorar esa deuda, en qu√© situaci√≥n se encuentra el deudor y d√≥nde. Puede que haya cambiado de raz√≥n social o que se localice en otra ciudad, a veces en otro pa√≠s. Localizar a un deudor fallido es una labor que s√≥lo puede llevar a cabo una red de gestores de cobro con experiencia y trabajando en equipo.

La gesti√≥n de deuda fallida requiere una profunda especializaci√≥n profesional. Un gestor de deuda fallida a√Īade a su formaci√≥n como gestor de cobro un perfil mucho m√°s t√©cnico, conocer las cotizaciones de deuda y tener experiencia probada en el trabajo con agencias de cobro y externalizaci√≥n de deudas.

En Grupo Intercobros somos especialistas en gestión de carteras fallidas. Nuestro departamento de valoración de deuda ofrece al acreedor una estimación de las posibilidades de cobro y qué opciones tiene a la hora de recuperar su dinero.

Si se da la posibilidad de recuperar la deuda y el acreedor está de acuerdo, procedemos a un seguimiento personalizado. Lo principal es que el deudor reconozca la deuda: una vez conseguido, la negociación sigue hasta que la deuda queda cancelada. En ambos casos, se informa al cliente de cuáles son sus posibilidades para recuperar su dinero, que es lo que realmente necesita.

1 Comentario
Escriba un comentario