C贸mo gestionar la relaci贸n con un cliente tras una reclamaci贸n de impago

Pong谩monos en situaci贸n. Uno de nuestros clientes m谩s fieles, de repente, nos deja por pagar varias facturas o una factura con una cantidad importante. Un imprevisto econ贸mico con el que no cont谩bamos. Despu茅s de un tiempo, nos paga pero por medio ya habido una reclamaci贸n de impago y la relaci贸n es tensa. 驴C贸mo gestionar la relaci贸n con un cliente tras una reclamaci贸n de impago?

Cuando surge tensi贸n con un cliente, el ambiente se vuelve enrarecido y existe la posibilidad de que 茅ste vaya a m谩s y nunca se arregle hasta tal punto de que la relaci贸n comercial o de cualquier tipo que existe entre ambos nunca llegue a ser la de antes y acabe terminando. Y es que, existen casos que hay empresas que por diferentes circunstancias, de repente y tras a帽os de seriedad y puntualidad en los pagos, dejan de pagar una o varias facturas. Algunas incluso importantes que pueden llevar a nuestra empresa a una situaci贸n econ贸mica complicada. Y m谩s si la cuenta de este cliente es importante para las finanzas de nuestra empresa. La reclamaci贸n de impagados en este sentido debe ser muy muy delicada.

Desde Grupo Intercobros recomendamos gestionar muy bien esta situaci贸n. Puede ser que el cliente haya tenido solo un problema puntual de diferente calibre pero 茅ste no debe porqu茅 repetirse. Pero claro, tampoco podemos fiarnos y debemos insistir en cobrar nuestras facturas. La intuici贸n, la relaci贸n gestada desde hace tiempo y la actitud de la empresa deudora hacia el impago con nuestra empresa ser谩 vital cara a darle credibilidad tanto a su respuesta como a la actitud que 茅sta dice va a tomar. Toca esperar. Una actitud por nuestra parte verdaderamente insistente puede llevar a que la empresa termine ofendida y nos achaque esa falta de empat铆a que no esperaba por nuestra parte despu茅s de tanto tiempo de pagos puntuales. Por eso es importante gestionar muy bien la reclamaci贸n de impagados con empresas de larga confianza en el tiempo. Si el ambiente se tensa ser谩 complicado que vuelva a ser el de antes. Y cuando la empresa deudora solvente su percance econ贸mico, puede ser que decida dejarnos y optar por cambiar de proveedor, distribuidor y empresa de referencia.

Una vez reanudadas las relaciones comerciales, y solventado el problema de impagados, no est谩 de m谩s pedir a la empresa un aval, fraccionar los pagos o establecer alg煤n que otro m茅todo de pago o control diferente cara a asegurarnos que lo anteriormente ocurrido no volver谩 a pasar. En este sentido, las alertas que nos avisan frente a posibles impagados pueden ser otras o no aparecer y por eso siempre es mejor prever.

Preg煤ntanos y te ayudaremos.

Escriba un comentario