GRUPO INTERCOBROS. Empresa de gestión de cobros con Abogados especialistas en: Morosos, Impagados y Deudas en España / Francia / Portugal

El Poder del Acto de Conciliación: Cómo Recuperar Tus Impagados de Manera Efectiva

El Poder del Acto de Conciliación: Cómo Recuperar Tus Impagados de Manera Efectiva

Tabla de contenidos

Las transacciones económicas se desarrollarían sin contratiempos. Todos los clientes pagarían sus facturas a tiempo, y no habría necesidad de preocuparse por cómo recuperar tus impagados. Lamentablemente, la realidad empresarial es otra.

De hecho, la gestión de impagos puede ser uno de los desafíos más grandes y costosos que enfrenta cualquier negocio. No obstante, existen estrategias eficaces para abordar esta situación, y una de ellas es el acto de conciliación.

El Acto de Conciliación y su Importancia en la Recuperación de Impagados

La realidad empresarial implica, en muchas ocasiones, enfrentarse a impagos que pueden poner en riesgo la estabilidad financiera de la empresa. En este escenario, las estrategias para recuperar tus impagados son vitales. Entre las diversas técnicas disponibles, el acto de conciliación se destaca como una de las más efectivas.

El acto de conciliación es un procedimiento legal que busca solucionar conflictos de manera amistosa antes de acudir a un juicio. Este proceso consiste en un encuentro mediado por un tercero imparcial (el conciliador), donde las partes en conflicto dialogan para intentar llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes.

Esta herramienta legal es especialmente importante para recuperar tus impagados por una serie de razones:

1. Resolución rápida y menos costosa: En contraste con los juicios ordinarios, que suelen ser procesos largos y costosos, el acto de conciliación ofrece una resolución más rápida y económica. En muchos casos, se puede conseguir que el deudor pague de forma voluntaria, evitando los costos adicionales que implica un proceso judicial.

2. Preservación de relaciones comerciales: Cuando una empresa lleva a un cliente a juicio, esto puede dañar seriamente la relación comercial. Sin embargo, el acto de conciliación busca resolver el conflicto de manera amigable, lo que puede contribuir a preservar la relación con el cliente.

3. Fuerza ejecutiva: Si se llega a un acuerdo en el acto de conciliación, este se refleja en un acta que tiene valor ejecutivo. Es decir, si el deudor no cumple con su compromiso de pago, se puede proceder a la ejecución forzosa de lo acordado, dando seguridad jurídica a quien busca recuperar tus impagados.

4. Flexibilidad en las soluciones: La conciliación ofrece más flexibilidad en la búsqueda de soluciones que un juicio. Las partes pueden acordar diversas formas de pago, que pueden adaptarse mejor a las circunstancias del deudor y facilitar la recuperación del impago.

5. Control del proceso: A diferencia de un juicio, donde la decisión final depende del juez, en el acto de conciliación son las partes las que tienen el control. Ambas deciden si quieren llegar a un acuerdo y cuáles serán sus términos, lo que puede incrementar la satisfacción con el resultado obtenido.

Por todo lo anterior, el acto de conciliación se convierte en una estrategia muy valiosa para recuperar tus impagados. Es una alternativa que toda empresa debe considerar antes de acudir a la vía judicial. Sin embargo, es importante tener en cuenta que su éxito depende en gran medida de la voluntad de las partes y, por tanto, no siempre será la solución más adecuada. Es fundamental analizar cada caso en particular para decidir la mejor estrategia a seguir.

¿Cómo funciona el acto de conciliación?

El acto de conciliación es un procedimiento legal que busca llegar a un acuerdo entre las partes involucradas en un conflicto para evitar un proceso judicial. En el contexto empresarial, se utiliza a menudo para recuperar tus impagados. Aquí te explicamos cómo funciona este proceso paso a paso:

1. Solicitud de conciliación: El primer paso consiste en presentar una solicitud de conciliación ante el órgano competente. Esta solicitud deberá incluir información relevante sobre el conflicto, incluyendo la identificación de las partes, la descripción de los hechos, la cantidad adeudada y la petición concreta.

2. Citación a las partes: Una vez presentada la solicitud, se citará a las partes para una reunión de conciliación. La fecha y hora de la reunión se comunicarán a ambas partes con antelación.

3. Reunión de conciliación: Durante la reunión de conciliación, un conciliador (un tercero imparcial) facilitará el diálogo entre las partes. El objetivo es que ambas partes lleguen a un acuerdo sobre la deuda pendiente.

4. Acuerdo de pago: Si las partes llegan a un acuerdo, este se reflejará en un acta de conciliación. El acuerdo puede incluir un plan de pago o incluso una reducción de la deuda. Es importante destacar que el acta de conciliación tiene valor ejecutivo. Esto significa que si el deudor no cumple con lo acordado, se puede proceder a la ejecución forzosa de la deuda.

5. Falta de acuerdo: En caso de que no se llegue a un acuerdo durante el acto de conciliación, se puede proceder a la vía judicial. El acta de conciliación que se levante en este caso puede utilizarse como prueba en el juicio posterior.

El acto de conciliación puede ser una forma efectiva y eficiente de recuperar tus impagados. Sin embargo, la eficacia de este proceso depende en gran medida de la voluntad de las partes para llegar a un acuerdo. En ocasiones, puede ser útil contar con la asistencia de un abogado u otro profesional para guiar el proceso y asesorar en las negociaciones.

🟠 La gestión de impagos es una parte inevitable de la vida empresarial. Sin embargo, con las estrategias adecuadas, es posible minimizar el impacto de estas situaciones y recuperar lo que se adeuda de manera efectiva.

El acto de conciliación es una herramienta poderosa para recuperar tus impagados. No sólo proporciona una vía para resolver conflictos de manera rápida y eficiente, sino que también puede ayudar a preservar valiosas relaciones comerciales y a reducir los costos asociados a los litigios judiciales.

Pero recordemos que cada caso es único y, por lo tanto, requiere una estrategia personalizada. Por tanto, es importante estar bien asesorado y conocer todas las opciones disponibles para recuperar lo adeudado. De esta forma, podremos afrontar los impagos con la mayor efectividad posible y asegurar el éxito y la salud financiera de nuestro negocio.

¿Sigues con dudas? Pide ayuda desde el FORMULARIO

Podemos aconsejarte sobre:

Pregunta sin compromiso…

* Indica el motivo de tu consulta por favor:

¿Facturas impagadas?

Sin costes iniciales ni cuotas,
EXCLUSIVO A RESULTADOS en Gestión de Cartera.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Comienza a recuperar tus facturas impagadas contratando ahora nuestros servicios de gestión de cobros

Muchas empresas ya disfrutan de nuestros servicios de recobro de morosos y abogados especializados.
“El buen control de un negocio es poder cumplir con las previsiones financieras.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Área clientes

Inicia sesión

Contrato Cliente

En breve nuestro equipo de atención al cliente te enviará tu contrato por e-mail y podrás aceptarlo con un SIMPLE CLICK al instante desde tu ordenador o dispositivo móvil.

Presupuesto Online

Esta información nos ayudará a diseñar una estrategia personalizada, sin ningún compromiso.

INDICA EL NÚMERO DE DEUDORES Y LA CUANTÍA A RECUPERAR
INDÍCANOS A QUIÉN Y DÓNDE ENVIAR EL PRESUPUESTO