Quita de deudas: ¬Ņqu√© cantidades negociar?

Cobrar una deuda, en ocasiones, es hasta indispensable para la supervivencia de un gran n√ļmero de empresas. Seg√ļn las estad√≠sticas, cuanto mayor son las cantidades m√°s dif√≠cil es cobrarlas. De ah√≠ que sea imprescindible establecer una quita para negociar el recobro de deudas en muchos casos.

Por mucho que nos duela e indigne, muchas veces tenemos que recurrir a la quita de deudas para poder recuperar parte del dinero que se nos debe. Y es que, cuanto mayor es la cantidad que se nos adeuda mayor es la poca posibilidad de poder recuperarla. En la gesti√≥n del recobro de deudas es bastante habitual ‚Äúperdonar‚ÄĚ parte de la deuda a nuestro cliente pero, cu√°ndo y qu√© quita negociar en el recobro de deudas.

Es difícil contestar a esta cuestión, ya que todo dependerá de la cantidad que dicho cliente nos adeude. Por norma general, las quitas a la hora de negociar un recobro de deudas se mueven entre el 10 y el 20%. A veces tenemos que ceder y aplicar estos porcentajes para que el deudor vea, por un lado, un gesto por nuestra parte y por otra para que la cantidad que nos debe sea menor. Y es que, de no aceptar estas quitas podemos estar sufriendo el quedarnos sin cobrar absolutamente nada.

El deudor debe ver en nosotros flexibilidad. Eso s√≠, en las deudas mucho m√°s peque√Īas es inviable quitar tal porcentaje, por lo que es conveniente que a la hora de negociar el recobro de deudas, la quita no sobrepase el 10% porque si no, quiz√°s, no nos saldr√≠a ni rentable. Por tanto, siempre depender√° de la cantidad que se nos adeude. Las quitas de deudas son una opci√≥n pero tambi√©n el pagar en plazos una deuda.

Si al darle la facilidad de pagar a plazos, le aplicamos una quita de deuda le estaremos dando a√ļn m√°s posibilidades para que nos pague. El deudor podr√° asumir mejor esas cantidades menores y cumplir con su obligaci√≥n de pagar. Y nosotros estaremos recobrando parte de la cantidad que nos debe.

Escriba un comentario