GRUPO INTERCOBROS. Empresa de gestión de cobros con Abogados especialistas en: Morosos, Impagados y Deudas en España / Francia / Portugal

¿Por qué contratar a una empresa de cobro de deudas a morosos?

Probablemente todos nos hemos visto alguna vez en una situación que amerita pedir fondos a un tercero. El caso más común son los créditos y préstamos a bancos o particulares para la compra de inmuebles, como una vivienda. A ello sumamos la compra de un vehículo o situaciones más precarias como una emergencia de salud. Y podemos hacerlo siempre y cuando nos comprometamos a quedar morosos.

En efecto, al adquirir una deuda, nuestra palabra de pagarlo en el tiempo estipulado debe ser firme y nuestra acción de buena fe. Pero muchas veces no ocurre así y los perjudicados son los acreedores, ya sean personas naturales o jurídicas. A veces la situación es tan compleja e indignante que no queda otra opción que recurrir a empresas como la nuestra. Pero ¿es válido siempre? ¿Cuándo es prudente hacerlo?

¿Qué es un moroso?

La palabra «moroso» es antigua y muy común en la cultura popular, por lo que a muchos podría sonar graciosa en un contexto técnico. Sin embargo, existe y según la Real Academia Española, es aquella persona que incurre en la morosidad; es decir, en una falta de actividad o puntualidad que puede abarcar el pago de las deudas pendientes.

El término se usa comúnmente para referirse a personas naturales, pero también aplica para personas jurídicas. Lo que determina si lo es o no es haber incumplido con una obligación en un tiempo previamente establecido. Por tanto, una persona es morosa desde el momento en que venció el plazo para cumplir con el pago, sin importar si lo hace poco después.

Los efectos de la morosidad pueden depender de las características del contrato en el que se estipuló la obligación incumplida. No obstante, también se describen de manera más general en el Código Civil de España, siendo esta la principal referencia para evaluarla y penarla. De hecho, este afirma que los acreedores pueden emplear vías tanto judiciales como extrajudiciales, como la intimación, para exigir su pago.

¿Qué es la intimación?

El artículo 1100 del Código Civil español establece que la persona que incurre en morosidad está obligada a cumplir con su compromiso; esto desde el momento en el que el acreedor exprese o exija su cumplimiento. Si bien algunas personas pueden usar vías amistosas, otras pueden incurrir en la intimación y, según la ley, están en todo su derecho.

Cada persona puede decidir cómo aplicar la intimación contra los morosos. Pero ante la necesidad común de recurrir a ello han surgido organizaciones que se dedican especialmente a ello; como ejemplo, Grupo Intercobros. Vale acotar que incluso procesos de este tipo ameritan cuidado y profesionalismo para no incurrir en delitos que puedan perjudicarlo. Por eso es conveniente contratar una empresa de cobro de deudas.

¿Por qué contratar a una empresa de cobro de deudas?

Sin lugar a dudas, la morosidad es un tema delicado tanto para los deudores como para los acreedores. Las deudas impagas tienen consecuencias sobre el equilibrio financiero de una empresa y pueden retrasar su progreso. Mientras que los deudores que incumplen su compromiso pueden ver su imagen destruida frente a otras entidades que en un futuro podrían brindarle apoyo.

Cuando hay comunicación fluida entre ambas partes, puede llegarse a un acuerdo extrajudicial sin tener que recurrir a la intimación. El problema es que no siempre se pueden lograr soluciones de este tipo; esto pasa bien porque el deudor no ha actuado de buena fe y huye, o bien porque el acreedor no lo considera pertinente. Contratar una empresa de cobro de deudas puede facilitar este proceso.

Pero es importante ser selectivos puesto que no todos los morosos actúan de mala fe. El objetivo de contratar una empresa de cobro de deudas es delegar el trabajo a profesionales para gestionar y monitorear los pagos de las facturas impagas. En el mercado existen muchas que pueden incurrir en acciones poco éticas que pueden tener consecuencias a futuro sobre el acreedor.

Grupo Intercobros gestiona el cobro de tus facturas impagas

Los reclamos por morosidad pueden llegar a ser tan demandantes que pueden interrumpir las actividades diarias de una persona o empresa. Contratar una empresa de cobro de deudas puede aligerar la carga mental y de trabajo al encargarse de la correcta gestión de estos casos. Precisamente por ello existe Grupo Intercobros, una empresa que ofrece sus servicios en España, Francia y Portugal.

¿Sigues con dudas? Pide ayuda desde el FORMULARIO

Podemos aconsejarte sobre:

Pregunta sin compromiso…

* Indica el motivo de tu consulta por favor:

¿Facturas impagadas?

Sin costes iniciales ni cuotas,
EXCLUSIVO A RESULTADOS en Gestión de Cartera

Calcular presupuesto

En 1 minuto podrás calcular el presupuesto y el porcentaje recuperado según tu caso. SIN COMPROMISO.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Comienza a recuperar tus facturas impagadas contratando ahora nuestros servicios de gestión de cobros de morosos

Muchas empresas ya disfrutan de nuestros servicios de recobro de morosos y abogados especializados.
“El buen control de un negocio es poder cumplir con las previsiones financieras.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Área clientes

Inicia sesión

Contrato Cliente

En breve nuestro equipo de atención al cliente te enviará tu contrato por e-mail y podrás aceptarlo con un SIMPLE CLICK al instante desde tu ordenador o dispositivo móvil.

Seguridad SSL

Calcular Presupuesto

La siguiente información nos ayudará a diseñar una estrategia personalizada y adecuada a tu deuda impagada sin ningún tipo de compromiso.


PARA FACTURAS DE HASTA 12 MESES DE ANTIGÜEDAD:
Indica si se trata de una única factura o varias y la cuantía total.

PARA FACTURAS DE MÁS DE 12 MESES DE ANTIGÜEDAD:
Indica si se trata de una única factura o varias y la cuantía total.

INDÍCANOS A QUIÉN Y DÓNDE ENVIAR EL PRESUPUESTO