Grupo Intercobros | Gestión de cobros - Cobro de morosos - Recuperación de impagados

Cómo es el proceso de reclamación de deudas por vía amistosa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La reclamación de deudas por vía amistosa es el primer paso imprescindible para recuperar impagados. Siempre es preferible iniciar una negociación que evite tener que acudir a los tribunales. Llegar a un acuerdo implica sortear muchos problemas, así como ganar tiempo y también dinero.

Por supuesto, el requisito indispensable de ambas partes es la voluntad de, efectivamente, alcanzar una resolución consensuada que permita saldar la deuda satisfactoriamente. Si no fuera así, la reclamación de deudas por vía amistosa quedaría en punto muerto y la única posibilidad de cobro pasaría por vía judicial.

El requerimiento de pago

Incluso aunque se trate de un procedimiento extrajudicial, es importante que la reclamación de deudas por vía amistosa siga una serie de trámites. La reclamación siempre se debe hacer, en primer lugar, mediante un requerimiento de pago dirigido al deudor. Pero no sirve cualquier escrito, su redacción debe incluir una serie datos básicos:

– Fecha de envío y datos del acreedor.

– Concepto y origen de la cuantía que se reclama.

– Fecha de vencimiento de la factura impagada.

– Intereses o gastos que pudiera haber generado el impago.

Lo habitual es que en este primer paso de la reclamación de deudas por vía amistosa se dé al moroso un plazo de cortesía para pagar, aportando instrucciones de cómo hacerlo efectivo. Por otra parte, es importante tener constancia de que el documento se ha enviado y recibido, por ello, se debe enviar mediante burofax, requerimiento notarial o correo certificado con acuse de recibo. Será una prueba documental en caso de acudir a la vía judicial.

¿Y si no hay respuesta?

Lo deseable es que ese primer requerimiento sirva para generar una respuesta positiva y se pueda iniciar una negociación que ponga un punto final satisfactorio para ambas partes a esa reclamación de deudas por vía amistosa. No siempre es así, pero el consejo es no acudir a los tribunales de inmediato y ofrecer al deudor nuevas oportunidades.

Es posible alargar, siempre dentro de lo razonable, esa reclamación de deudas por vía amistosa mediante recordatorios. Estos pueden realizarse a través de nuevos requerimientos, de correos electrónicos o, directamente, llamadas de teléfono.

Si el deudor no responde satisfactoriamente, lo habitual es endurecer paulatinamente el tono de las notificaciones, pero siempre desde el máximo respeto. Para ello, conviene advertir que en caso de no recibir respuesta se iniciará la reclamación judicial. Esta sería la última vía y, si finalmente se decidiera acudir a ella, también se debería notificar de inmediato al deudor. Esa última llamada a veces es efectiva.

Cuando sí hay voluntad de acuerdo

En caso de que el deudor aceptara iniciar la negociación dentro de la reclamación de deudas por vía amistosa cabrían dos posibilidades. La más rápida, evidentemente, sería el pago inmediato de lo que se adeuda. Sin embargo, cuando el moroso no es solvente, siempre se puede acordar un plan de cobro razonable para ambas partes.

Ese calendario de pagos pondría final a la reclamación de deudas por vía amistosa. Pero incluso es posible que el acreedor no lo respete. En ese caso, no quedaría más alternativa que recurrir a la vía judicial, pero con un documento importante en la mano: ese acuerdo de pago firmado es una prueba documental de la existencia y reconocimiento de la deuda.

Aunque no parezca un proceso complejo, es importante que sean especialistas quienes se encarguen de la reclamación de deudas por vía amistosa. El contenido y tono de los requerimientos, el número de notificaciones y el tiempo entre una y otra son importantes. Si tienes deudas que no se han saldado en plazo, Grupo InterCobros te ayuda a que recuperes tu dinero. Pide información ya.

Te puede interesar...

Deja un comentario

¿Estás interesado en algunos de nuestros servicios de recuperación de impagados y gestión de cobros de morosos?

Muchas empresas ya disfrutan de nuestros servicios de recobro de morosos. “El buen control de un negocio es poder cumplir con las previsiones financieras.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Área clientes

Inicia sesión

Sello Preventivo en sus Facturas Grupo Intercobros | Previene Morosos - Deudas - Impagados

Contrato Cliente

En breve nuestro equipo de atención al cliente te enviará tu contrato por e-mail.

Seguridad SSL