GRUPO INTERCOBROS. Empresa de gestión de cobros con Abogados especialistas en: Morosos, Impagados y Deudas en España / Francia / Portugal

7 Consejos cuando la morosidad en la empresa es alta, ¡actúa!

7 Consejos cuando la morosidad en la empresa es alta, ¡actúa!

Tabla de contenidos

La morosidad en la empresa es una preocupación creciente para muchos negocios, independientemente de su tamaño o sector. Cuando un cliente no paga a tiempo, puede generar problemas de flujo de efectivo, afectar la capacidad de operación de la empresa y, en el peor de los casos, llevar al cierre del negocio. Por eso, ante señales de morosidad elevada, es fundamental tomar medidas.

1. Analiza la situación

Antes de tomar cualquier medida, es crucial entender el grado de morosidad en la empresa. Examina tus cuentas a cobrar y determina qué porcentaje de tus clientes está pagando tarde y cuánto tiempo llevan en esa situación.

2. Implementa políticas claras de crédito

Una buena política de crédito define claramente las condiciones bajo las cuales tu empresa concede crédito a los clientes. Establece límites de crédito, plazos de pago y las consecuencias de los retrasos en los pagos.

3. Comunica tus expectativas

Es vital que tus clientes conozcan y entiendan tus políticas. Al firmar un contrato o al hacer una venta, asegúrate de que los términos de pago estén claros y que ambas partes estén de acuerdo.

4. Ofrece opciones de pago flexibles

Facilitar la vida de tus clientes a menudo puede prevenir problemas de morosidad en la empresa. Considera ofrecer descuentos por pronto pago o establecer planes de financiamiento para grandes compras.

5. Haz seguimientos regulares

No esperes a que una factura venza para recordarle a tus clientes sobre los pagos. Envía recordatorios unos días antes del vencimiento. Si un cliente ya está retrasado, no dudes en contactarle para discutir la situación.

6. Considera la externalización

Las empresas especializadas en la gestión de cobros pueden ser una opción válida. Estas empresas cuentan con experiencia y herramientas específicas para gestionar la morosidad en la empresa. Sin embargo, antes de externalizar, asegúrate de que la empresa que elijas mantenga una relación respetuosa con tus clientes.

7. Evalúa tus términos y condiciones

Si notas que la morosidad en la empresas sigue siendo un problema recurrente, tal vez sea el momento de revisar y ajustar tus términos y condiciones. Asegúrate de que tus políticas sean realistas y adecuadas para el tipo de clientes que tienes.

5 preguntas frecuentes


1. ¿Qué se entiende por morosidad en las empresas?

Respuesta: La morosidad en las empresas se refiere a la situación en la que los clientes o deudores no cumplen con sus obligaciones de pago en el tiempo acordado. Esto puede afectar el flujo de efectivo y la salud financiera de la empresa.


2. ¿Cómo puedo prevenir la morosidad en mi empresa?

Respuesta: Para prevenir la morosidad, es esencial tener políticas claras de crédito, comunicar tus expectativas a los clientes, ofrecer opciones de pago flexibles, hacer seguimientos regulares de las cuentas por cobrar y evaluar constantemente los términos y condiciones de venta.


3. ¿Es recomendable externalizar la gestión de cobros?

Respuesta: La externalización puede ser una opción efectiva si se hace correctamente. Las empresas especializadas en la gestión de cobros poseen herramientas y experiencia específica para manejar la morosidad. Sin embargo, es vital asegurarse de que mantengan una relación respetuosa con tus clientes.


4. ¿Qué consecuencias puede tener una alta morosidad para mi negocio?

Respuesta: Una alta morosidad puede llevar a problemas de flujo de efectivo, afectar la capacidad de operación, generar costos adicionales debido a gestiones de cobro y, en casos extremos, puede conducir al cierre del negocio.


5. ¿En qué momento debería considerar acciones legales contra un cliente moroso?

Respuesta: Las acciones legales deben ser el último recurso después de haber intentado todos los medios posibles para resolver la situación. Antes de tomar medidas legales, es recomendable consultar con un abogado para entender los derechos de la empresa y las posibles repercusiones.


🟠 La morosidad en la empresa no es sólo un problema financiero; es un indicador de la relación que mantenemos con nuestros clientes y nuestra capacidad para gestionar y prever situaciones adversas. La clave no es reaccionar ante la morosidad, sino actuar proactivamente para prevenirla y gestionarla.

No esperes a que los números rojos sean una constante en tu balance para tomar medidas. Establecer políticas claras, mantener una comunicación abierta y ofrecer flexibilidad son prácticas que pueden ayudar a prevenir y reducir la morosidad. Al final del día, una buena gestión de la relación con el cliente es la base para mantener unas finanzas sanas y un negocio próspero. ¡Actúa ahora y asegura el futuro de tu empresa!

¿Sigues con dudas? Pide ayuda desde el FORMULARIO

Podemos aconsejarte sobre:

Pregunta sin compromiso…

* Indica el motivo de tu consulta por favor:

¿Facturas impagadas?

Sin costes iniciales ni cuotas,
EXCLUSIVO A RESULTADOS en Gestión de Cartera.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Comienza a recuperar tus facturas impagadas contratando ahora nuestros servicios de gestión de cobros

Muchas empresas ya disfrutan de nuestros servicios de recobro de morosos y abogados especializados.
“El buen control de un negocio es poder cumplir con las previsiones financieras.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Área clientes

Inicia sesión

Contrato Cliente

En breve nuestro equipo de atención al cliente te enviará tu contrato por e-mail y podrás aceptarlo con un SIMPLE CLICK al instante desde tu ordenador o dispositivo móvil.

Presupuesto Online

Esta información nos ayudará a diseñar una estrategia personalizada, sin ningún compromiso.

INDICA EL NÚMERO DE DEUDORES Y LA CUANTÍA A RECUPERAR
INDÍCANOS A QUIÉN Y DÓNDE ENVIAR EL PRESUPUESTO