Las excusas subjetivas del deudor, ¿cómo actuar ante ellas?

Las excusas subjetivas del deudor, ¿cómo actuar ante ellas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuando un deudor no quiere o no tiene intención de pagar pero quiere salir airoso del tema de la mejor manera posible recurre a algo tan antiguo como es la mentira. El gran error del adeudado es empatizar con éste y creerse a pies juntillas todo lo que dice. Aunque hay algunas excusas, como por ejemplo las excusas subjetivas, que no hay por dónde cogerlas. ¿Cómo identificarlas y cómo actuar frente a ellas?

Hay muchos tipos de excusas pero si hay una que clama poderosamente al cielo esas son las catalogadas como excusas subjetivas. Puras invenciones del moroso ante una situación de impagado pero que, cómo es normal, carecen de un fundamento real donde sostenerse.

Las excusas subjetivas llegan a ser incluso hasta surrealistas y esconden, cómo no, la intención de no querer pagar por parte del deudor. No hay más. Meras cortinas de humo que a menudo hacen referencia a una circunstancia personal del deudor que es a todos modos falsa, nula y vacía. Y que, ni mucho menos, debe justificar el impago.

El adeudado debe ser muy listo ante estas excusas, a veces, a modo de “chantajes” sobre la profesionalidad del adeudado cuando el deudor le achaca falta de paciencia o humanidad. ¡Aún encima! O cuando le apremiamos a una empresa que cubra su impagado y compara su posición de pequeña empresa con el mayor tamaño de nuestra empresa como excusa. Como si a nosotros nos hiciera falta ese dinero que, además, nos pertenece.

Las excusas subjetivas varían dependiendo de las características psicológicas, culturales y de la misma personalidad del moroso pero hay que saber CÓMO ENFRENTARSE A ELLAS, como desde hace tantos años llevamos trabajando desde Grupo Intercobros. Y la mejor manera de rebatirla es la objetividad frente a la subjetividad.

Lo mejor es no entrar a discutir la excusa del moroso, lo mejor es comentarle que su argumento es algo subjetivo y que no soluciona el fondo de la cuestión: nos debe dinero. Aportar datos objetivos y documentos que demuestran la existencia de esa excusa podría ayudarnos a entenderlos aunque no tenemos porqué. Nos debe dinero y no queremos ni necesitamos excusas y menos que el deudor emita juicios de valor sobre nosotros o nuestra empresa. ¡Aún encima!

 

Te puede interesar...

Deja un comentario

¿Estás interesado en algunos de nuestros servicios de recuperación de impagados y gestión de cobros de morosos?

Muchas empresas ya disfrutan de nuestros servicios de recobro de morosos. “El buen control de un negocio es poder cumplir con las previsiones financieras.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Inicia sesión

Sello Preventivo en sus Facturas Grupo Intercobros | Previene Morosos - Deudas - Impagados

Contrato Cliente

En breve nuestro equipo de atención al cliente te enviará tu contrato por e-mail.

Seguridad SSL