impagados, juicio monitorio en sevilla

Una gestion eficaz para evitar un cliente moroso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una gestión de cobros eficaz para evitar un cliente moroso

Los clientes morosos son una de las grandes preocupaciones de las pequeñas empresas y los trabajadores autónomos. La aparición de este problema puede afectar a la evolución positiva del negocio y a la estabilidad económica. Una gestión de cobros eficaz puede solventar este inconveniente o, al menos, minimizarlo en lo máximo posible.

Cuando aparecen los clientes morosos estos no cumplen con sus deudas y el empresario no es capaz, por consecuencia directa, de pagar a sus proveedores. Esto acaba produciendo una reacción en cadena que afecta a varios profesionales y no solo al principal afectado por el gesto. Según los datos de ATA en la última década más de 500 mil autónomos han cesado su actividad a consecuencia de los impagos.

La importancia de estar informado antes de formar un acuerdo

Cuando aparece un nuevo cliente, especialmente si se van a hacer trabajos costosos para este, es aconsejable documentarse en relación a su historial. Existen diferentes fuentes privadas y públicas para consultar estos datos, como el Registro Mercantil y de la Propiedad. En esta entidad es posible comprobar las cuentas anuales de los posibles clientes, los bienes o los inmuebles con los que cuentan. La previsión es un de las mejores armas de gestión de cobros.

Realizando consultas en los ficheros y registros de morosos también se puede comprobar si estamos ante clientes morosos con otras entidades o de manera regular. Si el cliente con el que la empresa va a hacer negocios está en alguno de estos archivos en conveniente evitar el cierre de negocios.

Las condiciones de pago o cobros anticipados

Para realizar una correcta gestión de cobros y evitar posibles conflictos con clientes morosos lo más aconsejable es poner ciertas normas y protocolos desde el inicio. Para será muy interesante que se recopilen las normas por escrito en un documento, incluyendo los plazos y las posibles penalizaciones por impago.

Este archivo debe ser firmado por el cliente antes de comenzar la actividad profesional conjunta. Si los términos son lo bastante claros puede ser un buen seguro frente a la relación económica futura entre ambas partes.

En los trabajos remotos o el tele-trabajo está bastante extendido un método anticipa-torio de la gestión de cobros, que es recibir el pago antes de la materialización del proyecto o al menos una parte de él. Si la cuantía es pequeña se puede usar la fórmula del pago por adelantado íntegro, aunque si se trabaja con cantidades grandes es posible que los pagos fraccionados resulten más favorables para ambas partes.

Situaciones de riesgo y posibles clientes morosos

Entre los diferentes plazos o estilos de clientes que se pueden llegar a tener también es importante saber detectar las conductas de riesgo o las situaciones de peligro para poner el punto de mira en la gestión de cobros. Cuando pasa el plazo de vencimiento del pago es posible que un cliente pida una ampliación del tiempo para pagar, en ese caso lo mejor es estar alerta ante los siguientes movimientos. Otra situación de riesgo es que no atienda al pago y no se comunique en ninguna dirección.

Es una maniobra importante en la gestión de cobros el saber otorgar un tiempo de cortesía, especialmente cuando el cliente lo demanda. Esto puede favorecer la confianza en las relaciones y evitar una situación incómoda si resulta algo puntual.

Consecuencias de tener clientes morosos

Tener clientes morosos en tu negocio puede tener consecuencias bastante negativas para tu presente y futuro laboral. Una de las más directas es la pérdida de liquidez, puesto que mientras tus impagados no resuelven estas deudas será responsabilidad de la empresa cubrir los gastos correspondientes a la actividad diaria de la empresa.

Esto podría frenar el crecimiento del negocio ya que se dejaría de contar con las finanzas que se esperaban. En un caso extremo es posible que se tengan que financiar esas deudas con ayuda de los bancos, lo que perjudicará a la economía del negocio por la aparición de los intereses a deber.

Las consecuencias podrían ser diferentes según el tipo de negocio y servicios del que se trate. También es muy importante reflexionar sobre este antes de trazar un plan en cuanto a la gestión de cobros. No será lo mismo gestionar un negocio que se mueve en cantidades pequeñas que los basados en el cierre de acuerdos a largo plazo con grandes cantidades económicas.

En caso de que empieces a observar ciertos problemas con clientes morosos es muy aconsejable que acudas a Grupo Intercobros, empresa de recobro de ambito nacional y  expertos en la materia podremos asesorarte e impedir que la situación empeore.

 

Te puede interesar...

Deja un comentario

¿Estás interesado en algunos de nuestros servicios de recuperación de impagados y gestión de cobros de morosos?

Muchas empresas ya disfrutan de nuestros servicios de recobro de morosos. “El buen control de un negocio es poder cumplir con las previsiones financieras.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Inicia sesión

Sello Preventivo en sus Facturas Grupo Intercobros | Previene Morosos - Deudas - Impagados

Contrato Cliente

En breve nuestro equipo de atención al cliente te enviará tu contrato por e-mail.

Seguridad SSL