El procedimiento monitorio y la recuperación de IVA

El Procedimiento Monitorio viene regulado en los art√≠culos 812 a 818 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y es un proceso judicial que pretende la recuperaci√≥n ‚Äúr√°pida‚ÄĚ de impagados comerciales.

Así, la finalidad es que el acreedor obtenga cuanto antes el cobro de lo debido, o en su defecto, un título ejecutivo a fin de proceder al embargo de bienes del deudor, para el caso de que éste no se oponga a la petición.

En un porcentaje elevado, los procesos monitorios evitan el procedimiento declarativo posterior, ya sea por el pago voluntario del deudor o por la ejecución del título presentado con la petición inicial.

Pero al margen de la rapidez del proceso, resulta especialmente relevante una de sus aplicaciones, que es la recuperación del IVA devengado en la factura que se reclama. Así, en caso de impago, el acreedor obligado a declarar y abonar el IVA, podrá recuperarlo cumpliendo los siguientes requisitos:

Que hayan transcurrido seis meses desde la fecha de la operación: normalmente se entenderá que el plazo cuenta desde la fecha de la venta o de la prestación del servicio, que usualmente coincidirá con la fecha de la factura;

  • Que el destinatario de la operaci√≥n sea un empresario o profesional.
  • Que, por parte del acreedor se hayan iniciado los tr√°mites para requerir al deudor a que pague. Y es aqu√≠ donde el procedimiento monitorio adquiere especial relevancia.

Pasos a seguir para recuperar el IVA de impagados

Los pasos a seguir ser√°n los siguientes:

  1. Emitir una factura rectificativa. Para recuperar el IVA, una vez transcurrido el plazo de seis meses desde la fecha de la operaci√≥n, el acreedor contar√° con tres meses para emitir y enviar al deudor una factura rectificativa por el importe impagado en la que se anule el IVA repercutido, √ļnicamente al efecto de recuperar el impuesto,
  2. Aviso a Hacienda. Una vez emitida la factura rectificativa, en el plazo de un mes el acreedor deber√° remitir un escrito Hacienda explicando que se ha rectificado el IVA de la operaci√≥n impagada, acompa√Īando copia de la factura rectificativa, as√≠ como del requerimiento o requerimientos realizados al deudor, y de la demanda judicial interpuesta contra √©ste.
  3. Proceder a la regularización. En el momento de haber llevado a cabo los pasos anteriores, el deudor podrá recuperar el IVA, computando estas facturas rectificativas en la declaración mensual o trimestral correspondiente.
Escriba un comentario