Tipos de morosos existentes

Es inevitable que existan clientes morosos en las empresas. Ante la difícil situación económica que existe actualmente cada vez hay una mayor picaresca y nos encontramos con varios tipos de morosos existentes. Ellos intentan alargar el pago el máximo posible de tiempo y de esa forma poder salirse con la suya.

Las listas de morosos son cada vez mayores y si una persona intenta sacar de su nombre de alguna de esas listas puede ser una tarea difícil. Si nos encontráramos con clientes morosos en nuestra empresa y cada vez es más complicado que reaccionen debemos ponernos en contacto con empresas como Grupo Intercobros que nos ayudarán a recuperar nuestro dinero. Ellos disponen de las técnicas necesarias para que los morosos acaben devolviendo el dinero que deben.

Hay 6 tipos de morosos existentes. En un primer lugar tenemos los morosos intencionales, ellos pueden pagar pero no quieren. Este grupo podemos dividirlo en aquellos que acaban pagando su deuda y por otro lado aquellos que nunca la pagan. El objetivo de los primeros es conseguir retrasar al m√°ximo el pago de las facturas con el objetivo de lograr financiaci√≥n gratuita. Est√°n muy pendientes de si el acreedor comete alg√ļn fallo ya que de esta forma podr√°n retrasarse en el pago de su deuda. Hay que comportarse con ellos con firmeza ya que son muy p√≠caros.

Por otro lado, los que se niegan rotundamente a pagar saben que muchos acreedores no inician acciones para cobrar y la deuda se les perdona al a√Īo. Son bastante mentirosos. La ayuda de Grupo Intercobros nos servir√° para conseguir que paguen.

¬†En segundo lugar se encuentran los morosos fortuitos, son aquellos que pretenden pagar pero no pueden. Este tipo de morosos se encuentra con problemas econ√≥micos para obtener dinero y con ellos es recomendable la idea del pago fraccionado, siempre de acuerdo a unas expectativas reales. En tercer lugar se encuentran los deudores incompetentes que son los que pueden hacer frente a su deuda pero no tienen claro lo que deben de pagar. Estos no act√ļan de mala fe pero no saben llevar sus cuentas y por lo tanto esto les acaba llevando a un completo caos a la hora de realizar los pagos.

En cuarto lugar est√°n los deudores despreocupados que viven su vida sin preocupaciones y sin pensar en lo que deben. No es raro que act√ļen de forma similar en los otros √°mbitos de su empresa. ¬†En quinto lugar nos encontramos con los deudores circunstanciales que pueden pagar pero no lo hacen al existir un litigio con el acreedor. Estos deudores act√ļan de buena fe y cuando se solucionan los problemas con el acreedor suelen pagar. Por √ļltimo est√°n los deudores insumisos que aunque pueden pagar no quieren hacerlo al pensar que no existe la deuda. En ese caso hay que explicarle claramente los argumentos y llevarle pruebas de la existencia de la deuda para que finalmente pague. Ante cualquiera de los tipos de morosos podremos ponernos en contacto con Grupo Intercobros para recuperar nuestro dinero.

Escriba un comentario