7 de cada 10 empresas sufren las consecuencias de los impagos y la morosidad

Pese a la mejora de la economía, se retrasa el impago de facturas. ¿Cuál es la solución a la que más recurren las empresas? Confiar en los servicios de empresas de recobro de deudas para solucionar sus problemas con los impagados.

Según un reciente estudio sobre la situación de la morosidad en España, el 74% de las empresas españoles, independientemente del sector que sean, sufren las consecuencias de los impagados. Y de éstas, incluso el 31% ve difícil el recuperar su dinero y sufre de impagos significativos. Además, dicho estudio arroja un dato demoledor: el 13% de las empresas con impagados, está en riesgo incluso de cerrar.

¿Qué hacer ante una situación como esta? Como no, optar por la gestión externa de cobro de deudas con el objetivo de, gracias a profesionales, recuperar dichas deudas en un espacio de tiempo prudencial. Y es que, desde 2012 que no se daba esta situación en España. El estudio arroja diferentes conclusiones, como el empeoramiento a la hora de cobrar las deudas y los plazos de pago en las mismas. De hecho, solo el 43% de las empresas con impagados trabaja con plazos inferiores a los 60 días. Un plazo que, por otro lado, impulsa la misma Ley 15/2010 de Medidas de Lucha contra la Morosidad.

Otra de las consecuencias nefastas para las empresas y pymes españolas, que llegan a significar más del 80% del tejido empresarial en nuestro país, es el poco acceso a créditos con lo que el recobro de deuda es imprescindible para su supervivencia. 3 de cada 10 empresas, no logra nunca un crédito para relanzar su economía o hacer frente a los pagos producidos por dichos impagos de clientes o proveedores.  También existen otros motivos: la complejidad del procedimiento de pago, errores de facturación o conflicto comerciales.

La mayoría de las empresas consultadas en dicho estudio, más del 80%, llegan a asegurar que tienen que aceptar plazos superiores a los acordados para llegar a cobrar una factura impagada. Aunque, al menos, la cobran y en la mayoría de los casos gracias a las gestiones de empresas de recobro de deudas como el Grupo Intercobros. El plazo medio de pago de facturas atrasadas es de casi el centenar (94 días), donde destaca el 13% de las empresas que pueden aguantar más de 90 días sin cobrar.

Ahora se tarda más en cobrar un impagado. De hecho, en los últimos cinco años se han incrementado un 13% el total de los días que se tarda en cobrar facturas impagadas. Lo que pone de manifiesto la importancia de optar por empresas especializadas en el recobro de deudas.

Escriba un comentario